domingo, 7 de marzo de 2010

Los carbohidratos y su relación con el cáncer de próstata


Según un reciente estudio científico en animales del Duke Prostate Center, no comer carbohidratos podría disminuir el crecimiento de tumores de próstata, además de hacer perder peso.
Stephen Freedland, M.D., urólogo del Duke Prostate Center y jefe de investigación de este estudio afirma que “Estudios previos realizados aquí y en otros centros han mostrado que una dieta pobre en carbohidratos podría disminuir el crecimiento de tumores porque puede reducir la cantidad de energía de la que se alimenta el tumor, ya que en estos estudios los animales también pierden peso. En estos momentos no estamos capacitados para saber el enorme impacto que tendría una reducción absoluta del consumo de carbohidratos en nuestra salud viendo los resultados obtenidos hasta ahora”.
Los investigadores creen que la insulina y el factor de crecimiento similar a la insulina contribuyen al crecimiento y proliferación del cáncer de próstata y por eso, una dieta sin carbohidratos, baja los niveles de insulina en el suero de los ratones, disminuyendo el crecimiento tumoral.
Los animales del estudio fueron separados y alimentados en tres grupos distintos:
1. Una dieta sin carbohidratos y muy alta en grasas.
2. Una dieta alta en carbohidratos y baja en grasas.
3. Una dieta moderada en carbohidratos y alta en grasas, similar a la mayoría de dietas que comen los americanos (según Freedland).
En los tres casos fueron inyectados con tumores de próstata a la vez y el resultado fue que “los ratones que fueron alimentados con una dieta sin carbohidratos sobrevivieron entre un 40% y un 50% más que el resto de ratones del estudio” comenta también Freedland.
Los investigadores planean empezar en unas semanas un estudio en humanos en el centro Duke Prostate Center y en la Universidad de California – Los Angeles – para determinar si una dieta sin carbohidratos en pacientes con cáncer de próstata puede disminuir su crecimiento.
Según Freedland, que se muestra muy optimista con los resultados obtenidos del estudio, “este es un mecanismo muy potente para luchar contra el crecimiento del cáncer de próstata y ayudar a los pacientes a vivir mucho más tiempo”
Esta investigación aparece en la edición online de la revista científica Cancer Prevention Research el 26 de mayo de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada